Servicios Nuestras Publicaciones publicaciones Objetos y costumbres de Bogotá: 1ª Subasta

Objetos y costumbres de Bogotá: 1ª Subasta

El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, en un trabajo colectivo con la Asociación Mercado de las Pulgas San Alejo, continuaron el proceso de inventario, rescate y recuperación de objetos de la sociedad bogotana que hacen parte de la cultura material y, por lo tanto, de la historia de la ciudad.

En este contexto se organizó la primera subasta de objetos cotidianos que forman parte de la “herencia maravillosa de todos los bogotanos”. Este catálogo es una muestra del trabajo hecho por el Instituto y la Asociación, en su propósito de reconocer a estos “objetos” como bienes de interés cultural a pesar de que la normatividad no los reconozca como tal.

Por una parte es importante el trabajo investigativo del Instituto, en su deseo de divulgar, conservar, restaurar y proteger el patrimonio mueble bogotano, sumado a la contribución de los mercados de las pulgas al facilitar el acceso a los objetos y al cumplir con la tarea de conservar y proteger la cosas “desechadas por la sociedad”.
Éstos, como herencia colectiva, merecen ser protegidos y reconocidos como tal, por lo tanto este texto es una invitación permanente a la ciudadanía para proteger y recuperar nuestro patrimonio cultural.

Autor: Instituto Distrital del Patrimonio Cultural, Asociación Mercado de las Pulgas San Alejo.

Año:
2009


El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, en un trabajo colectivo con la Asociación Mercado de las Pulgas San Alejo, continuaron el proceso de inventario, rescate y recuperación de objetos de la sociedad bogotana que hacen parte de la cultura material y, por lo tanto, de la historia de la ciudad.

En este contexto se organizó la primera subasta de objetos cotidianos que forman parte de la “herencia maravillosa de todos los bogotanos”. Este catálogo es una muestra del trabajo hecho por el Instituto y la Asociación, en su propósito de reconocer a estos “objetos” como bienes de interés cultural a pesar de que la normatividad no los reconozca como tal. Por una parte es importante el trabajo investigativo del Instituto, en su deseo de divulgar, conservar, restaurar y proteger el patrimonio mueble bogotano, sumado a la contribución de los mercados de las pulgas al facilitar el acceso a los objetos y al cumplir con la tarea de conservar y proteger la cosas “desechadas por la sociedad”. Éstos, como herencia colectiva, merecen ser protegidos y reconocidos como tal, por lo tanto este texto es una invitación permanente a la ciudadanía para proteger y recuperar nuestro patrimonio cultural.

Última actualización el Jueves, 22 de Diciembre de 2011 13:59